Beneficios del aceite de oliva para la obesidad

Cuando padeces obesidad, además de consultar con tu médico es necesario que tengas una alimentación saludable. ¿Sabías que el aceite de oliva aporta grandes beneficios para tu salud?

Ya son muchos los expertos que coinciden en aconsejar el consumo de este oro líquido dentro de la dieta.

Hoy venimos a hablarte de los beneficios que te aporta el aceite de oliva si padeces obesidad. ¡Empezamos!

Prevenir Enfermedades Cardiovasculares

Las personas con obesidad tienen un riesgo mayor de padecer enfermedades cardiovasculares y del sistema coronario. Esto es una realidad que todos conocemos.

Sean Heffron, profesor adjunto de la NYU School of Medicine y el NYU Center for the Prevention of Cardiovascular Disease en Nueva York (Nueva York), presentó en 2019 ante la American Heart Association el resultado de un estudio cuya conclusión resulta muy interesante:

“El consumo de aceite de oliva una vez a la semana podría asociarse a un menor riesgo de coagulación sanguínea en personas obesas”.

Esto significa que consumir aceite de oliva te puede ayudar a reducir la tendencia a formar coágulos y acumular placas en las arterias, disminuyendo así el riesgo de un ataque al corazón.

Los antioxidantes presentes en el aceite de oliva, como polifenoles y carotenoides, además del ácido oleico ayudan a expulsar las grasas malas del organismo, evitando así la formación de coágulos en la sangre.

Aceite de oliva para bajar de peso

Asimismo, Francisca Zamora Zamora y otros dos investigadores de la Universidad de Jaén en España, basándose en su estudio Aceite de oliva y peso (2018), concluyeron que al consumir una dieta rica en aceite de oliva, durante al menos tres meses, se puede bajar de peso y disminuir el volumen de la cintura.

Esta investigación también señala que los resultados pueden deberse a que cumplir una dieta con aceite de oliva es más fácil, ya que puede utilizarse tanto para aderezar las comidas como para cocinar.

Otra ventaja importante de este oro líquido es que produce saciedad, lo que ayuda a controlar el apetito y espaciar las comidas.

Ahora que conoces estos interesantes beneficios del aceite de oliva para la obesidad ¿Te animas a probar?

 

Dieta mediterránea rica en aceite de oliva para vivir más y mejor

Hace poco tiempo que España se posicionó como el país más saludable del mundo y nuestro aceite de oliva junto con una dieta mediterránea pueden tener mucho que ver.

El aceite de oliva: la principal diferencia de alimentación con otros países

Es cierto que toda la cuenca mediterránea siempre ha estado en el punto de mira por introducir productos saludables como verduras y legumbres en la dieta. Sin embargo, uno de los puntos diferenciadores por los que destaca España es el aceite de oliva virgen extra (AOVE). En nuestro país, se utiliza este ingrediente de forma casi exclusiva para la cocina, la repostería y también en crudo (ensaladas, desayuno, etc.).

Dieta mediterránea

Los adultos, pero también los niños en las escuelas, conocen cuál es nuestra dieta mediterránea. Para ello, los niños construyen pirámides alimentarias con sus profesores donde puede encontrarse una base cargada de verduras, frutas, frutos secos, legumbres y grasas saludables de origen vegetal como es el AOVE.

Con ello se pretende crear una conciencia de alimentación saludable que perdure durante generaciones y que continúe llevando a fomentar la dieta mediterránea entre la población.

Una mayor esperanza de vida

El aceite de oliva virgen extra (AOVE) es una grasa saludable que, con el resto de elementos que conforman la dieta mediterránea, ayuda a mejorar nuestra salud y aumentar la esperanza de vida.

Esto se debe a que previenen la aparición de enfermedades como diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares o cáncer. Solo con una mejor alimentación, eliminamos un factor de riesgo muy importante en estas patologías.

En resumen, los países del mediterráneo siempre han estado en los primeros puestos del ránking de alimentación saludable. Sin embargo, España ha llegado a la cima este año y, probablemente, se deba al ingrediente que nos diferencia de nuestros vecinos, nuestra grasa más saludable, el aceite de oliva.

¿Se puede congelar el aceite de oliva?

Seguramente nunca te habías planteado congelar el aceite de oliva ni hayas reflexionado sobre cuáles son los métodos de conservación para que tu oro líquido esté siempre en perfectas condiciones.

¿Cuál es el consumo preferente para el aceite de oliva?

Actualmente en la Unión Europa no existe una normativa específica para indicar cuál es el tiempo máximo de conservación de un aceite de oliva. Esto se debe a que no es el tiempo, sino las condiciones en las que guardamos nuestro aceite lo que determina si es o no apto para el consumo y si contiene todas sus propiedades.

Al entrar en contacto con el oxígeno del aire (tirar el tapón, cerrar mal la botella), exponerse al calor o a la luz, el aceite de oliva se oxida y comienza a estropearse. Una alternativa para conservarlo sin que sufra procesos de oxidación es la congelación.

¿Se puede congelar el aceite?

La mejor opción de conservación es congelar el aceite. Así, comprando en grandes cantidades puedes introducirlo en el congelador e ir descongelándolo a medida que necesites utilizarlo. El aceite de oliva contiene diferentes ácidos grasos como el palmítico, esteárico, oleico y linoleico, con diferentes puntos de congelación. Por ello, cuando un aceite de oliva comienza a congelarse, empieza creando pequeñas perlas hasta que alcanza definitivamente la temperatura de -20 ºC, a la que todos los ácidos grasos son sólidos.

Si quieres descongelar tu aceite, simplemente deberás ponerlo a temperatura ambiente (o si esta es muy elevada hacer un paso intermedio en la nevera), evitando los cambios bruscos de temperatura.

En definitiva, si quieres conservar tu aceite de oliva de la mejor forma, evita exponerlo a altas temperaturas, que incida luz sobre él o que entre en contacto con oxígeno. Y recuerda que una buena alternativa para preservarlo con todas sus propiedades y aromas es congelar el aceite.

Aceite de oliva: desplome en la producción de Italia y otros países

El aceite de oliva ha sufrido una gran crisis en uno de sus principales países productores: Italia. Tras el desplome que ha sufrido la producción de oro líquido en Italia y otros países de la Unión Europea, España se consolida en la primera posición de producción de este bien tan preciado.

Producción de aceite de oliva por países

Hasta la fecha, Italia encabezaba la producción de aceite de oliva de la Unión Europea. Sin embargo, este año solo producirá unas 200.000 toneladas. Le siguen Grecia (que pretende llegar a 225 mil toneladas) y Portugal (con unas 100 mil). Estos tres países han visto reducidos sus estimaciones iniciales, mientras que en España la situación es completamente la opuesta.

Se espera que España lidere el mercado de aceite de oliva este año, produciendo más de un millón y medio de toneladas que se traducen en un 75 % de todo el aceite de oliva exportado en la Unión Europea. Este año, nos recuperamos también como el país que produce la mitad de aceite de oliva en todo el mundo.

¿Cuáles son los motivos del desplome en la producción?

Grecia, Portugal e Italia han visto que su producción sufría un importante desplome debido a las condiciones climatológicas del año pasado. Tormentas de granizo y heladas han afectado tremendamente a los olivos de estas regiones. No obstante, también hay otros elementos que perjudican la producción como son la mosca del olivo y la bacteria Xylella.

La combinación de todos estos factores ha resultado fatal para Italia y regiones tan tradicionales en la producción de aceite de oliva como Apulia.

En resumen, podríamos decir que estas inclemencias naturales han afectado enormemente la producción de uno de nuestros bienes más preciados en países mediterráneos. Sin embargo, España ha logrado mantener (e incluso aumentar) la producción, generando aceite de oliva para nuestro país y el resto de países del mundo.

¿Cuánto aceite de oliva se ha producido durante esta temporada?

Seguro que sabes que Andalucía es la Comunidad Autónoma española que más aceite de oliva produce, pero, por si no conocías los datos exactos, hoy te vamos a informar de las cifras en las que se traduce la importancia de estos cultivos. Toma nota de estas estadísticas.

Los números de la campaña 2017-2018

En primer lugar, según los datos comunicados desde las almazaras a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), la cifra total de la producción alcanza 952.433 toneladas. Se trata de un 76 % del global de nuestro país. Estos números plasman un incremento del 7,6 % respecto al primer aforo publicado en octubre por parte de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía.

Por otro lado, en cuanto a la producción por provincias, hemos de destacarte que Jaén abarca el 40,9 % de Andalucía, con 389.220 toneladas. Le siguen las 252.886 de Córdoba (26,6 %), las 107.248 producidas en Sevilla (11,3 %) y las 90.651 recogidas en Granada (9,5 %). Entre todas, concentran el 90 % del aceite producido en la región. Asimismo, recuerda que el resto de provincias también tiene su cuota productora (en toneladas): Málaga (75.500), Almería (18.158), Cádiz (10.511) y Huelva (8.259).

Otros datos a valorar

Además, remarcamos que el rendimiento medio de los cultivos ha llegado al 20,8 %. Por provincias, los más pronunciados han sido los de Granada (23,1 %) y Jaén (22 %). El 70 % de la producción, por otra parte, ha sido recolectado entre diciembre y enero. Si ampliamos este margen a noviembre y febrero, el porcentaje alcanza el 95 %.

Por último, las lluvias de los últimos meses presagian una producción mayor para la próxima campaña, superior a 1,2 millones de toneladas.

En definitiva, la producción de aceite de oliva sigue creciendo en Andalucía, lo que resulta fundamental para la economía de la región.

Descubre cuándo el aceite de oliva se puede volver tóxico

El aceite de oliva es uno de los alimentos más saludables que puedes consumir. Entre otras ventajas, te aporta la de ser un potente antioxidante, lo que contribuye a retrasar los procesos de envejecimiento naturales de nuestro organismo.

Sin embargo, también has de tener en cuenta que, si no lo cocinas o lo reciclas bien, se puede convertir en nocivo para tu salud.

¿Cuándo se vuelve el aceite peligroso para la salud?

En primer lugar, hemos de comentarte que son dos los procesos químicos con los que has de tener cuidado: la hidrólisis y la oxidación. Según Ángela Quintas, autora de Adelgaza para siempre y Las recetas de Adelgaza para siempre, es el punto de humeo, la temperatura que provoca que en la superficie del aceite surja el humo, la que implica que este alimento se haya calentado tanto que empiece a hacerse tóxico.

Esta circunstancia propicia las dos reacciones que te hemos citado.

La hidrólisis

El aceite reacciona con su humedad y se incrementan los ácidos grasos relacionados con la oxidación. El sabor y el olor se vuelven desagradables. El aceite recalentado genera acroleína, que es una sustancia irritante y cancerígena.

La oxidación

Por su parte, los efectos del oxígeno del aire sobre los radicales libres e hidroperóxidos generan unas consecuencias similares a las anteriores, las cuales aumentan las posibilidades de padecer enfermedades coronarias y cánceres.

Por último, se produce la polimerización, ocasionada por la unión de los radicales libres con los ácidos grasos o entre sí. Provoca la existencia de espuma.

Algunas conclusiones sobre el aceite usado

Primeramente, a la hora de cocinar, emplea aceite de oliva (y no lo mezcles), que resiste mejor la temperatura de fritura. El punto de humeo baja con la pureza. Y recicla el aceite usado: cámbialo frecuentemente y rellena una botella que dejarás en el contenedor correspondiente o el punto limpio.

¿Por qué ha bajado el precio del aceite de oliva?

El precio del aceite de oliva siempre ha sido uno de los indicadores más interesantes acerca del estado del mercado de este saludable alimento.

Por lo que respecta a las últimas actualizaciones de tarifas, hemos constatado una bajada a tener en cuenta. A continuación, te informamos acerca de esta circunstancia.

La bajada del precio del aceite

La caída ha superado una media del 25 % sobre los precios del inicio de la campaña, es decir, de octubre de 2017. Se trata de un descenso de las tarifas muy acentuado.

Por consiguiente, la reivindicación de los agricultores a las empresas es que la disminución de los precios en origen sea repercutida a los consumidores. Así que la previsión para la próxima temporada es que los grandes distribuidores reserven la condición de productos en oferta para los aceites.

Las causas de esta bajada de los precios

Finalmente, te informamos acerca de las causas que han desembocado en esta situación. A grandes rasgos, son las siguientes:

- Las recientes y abundantes lluvias aseguran la alta producción de la próxima campaña.

- La cosecha de la campaña actual ha superado las expectativas.

- El aumento de las exportaciones puede llegar a duplicar la media.

En definitiva, el precio del aceite de oliva ha bajado en origen, lo que tendrá consecuencias en sus ventas finales.

El hueso de aceituna como combustible para la almazara y el hogar

Si te interesa el mundo del aceite de oliva, sabrás que uno de los residuos más importantes que se generan en su producción es el hueso de aceituna. Pero quizá no sepas que ese hueso puede convertirse en un magnífico combustible limpio.

Una campaña normal de la aceituna olivarera puede dejar en España hasta 450.000 toneladas de huesos que, tradicionalmente, eran llevados a vertederos. Pero hoy en día es muy habitual que ese residuo se recicle y se utilice como fuente de energía.

Si alguna vez has visto una almazara, habrás visto los montones de hueso y pulpa que quedan después de prensar las aceitunas. Pues esa materia orgánica, una vez seca, se considera una biomasa de primer nivel. Los productores de biocombustibles trituran los huesos y los utilizan para alimentar calderas de biomasa. Pueden utilizarse directamente molidos o prensados en forma de pellets, pequeñas pastillas de serrín de hueso comprimido.

Lo bueno es que podrás utilizar esta biomasa para la estufa o la caldera de tu hogar. Y también las propias almazaras la emplean para alimentar sus calderas y generar el calor que requieren algunos procesos de su trabajo.

Hueso de aceituna que produce gas limpio

Como sabes, la biomasa es muy poco contaminante y, gracias a ella, se evita quemar combustibles más dañinos para el medio ambiente. Pero, además, hay procesos para hacerla todavía más eficiente y limpia. Por ejemplo, si se someten los huesos y la pulpa a un procedimiento de gasificación, se puede extraer de esa biomasa un gas que, una vez quemado en las calderas, es más eficiente en la generación de energía y todavía más limpio que la quema directa del hueso. 

Gracias a estos sistemas, el hueso de aceituna provee un combustible limpio y contribuye a que la industria del aceite de oliva sea más sostenible y ayude a proteger el medio ambiente.