El hueso de aceituna como combustible para la almazara y el hogar

Si te interesa el mundo del aceite de oliva, sabrás que uno de los residuos más importantes que se generan en su producción es el hueso de aceituna. Pero quizá no sepas que ese hueso puede convertirse en un magnífico combustible limpio.

Una campaña normal de la aceituna olivarera puede dejar en España hasta 450.000 toneladas de huesos que, tradicionalmente, eran llevados a vertederos. Pero hoy en día es muy habitual que ese residuo se recicle y se utilice como fuente de energía.

Si alguna vez has visto una almazara, habrás visto los montones de hueso y pulpa que quedan después de prensar las aceitunas. Pues esa materia orgánica, una vez seca, se considera una biomasa de primer nivel. Los productores de biocombustibles trituran los huesos y los utilizan para alimentar calderas de biomasa. Pueden utilizarse directamente molidos o prensados en forma de pellets, pequeñas pastillas de serrín de hueso comprimido.

Lo bueno es que podrás utilizar esta biomasa para la estufa o la caldera de tu hogar. Y también las propias almazaras la emplean para alimentar sus calderas y generar el calor que requieren algunos procesos de su trabajo.

Hueso de aceituna que produce gas limpio

Como sabes, la biomasa es muy poco contaminante y, gracias a ella, se evita quemar combustibles más dañinos para el medio ambiente. Pero, además, hay procesos para hacerla todavía más eficiente y limpia. Por ejemplo, si se someten los huesos y la pulpa a un procedimiento de gasificación, se puede extraer de esa biomasa un gas que, una vez quemado en las calderas, es más eficiente en la generación de energía y todavía más limpio que la quema directa del hueso. 

Gracias a estos sistemas, el hueso de aceituna provee un combustible limpio y contribuye a que la industria del aceite de oliva sea más sostenible y ayude a proteger el medio ambiente.

Aceite de oliva para descontaminar el agua: técnica de las nanopartículas

El aceite de oliva es un producto lleno de virtudes. A todas sus bondades en el plano gastronómico y a sus enormes beneficios para la salud se une ahora un uso nuevo: el aceite de oliva como agente capaz de descontaminar el agua. Toma nota. 

Un equipo de investigadores de la Universidad de Alicante ha desarrollado un innovador método para limpiar agua contaminada utilizando nanopartículas de hierro metálico. Las nanopartículas son diminutas partículas que tienen la capacidad de absorber los metales pesados que se encuentren en el agua. ¿Qué te parece?

Estos pequeños agentes limpiadores logran atrapar y eliminar cromo, níquel, cobre o zinc. Son los metales pesados típicos que se encuentran en el agua contaminada por residuos industriales procedentes de la producción de pigmentos, fertilizantes agrícolas o industrias del metal.

Aprovechando el residuo del aceite de oliva

Lo original del método es la forma de producir las nanopartículas. El equipo de investigadores ha conseguido generar esos agentes descontaminantes a partir del alpechín, el residuo de la producción de aceite de oliva en las almazaras.

La técnica consiste en tomar el alpechín, compuesto por restos de aceitunas, y someterlo a carbonización hidrotérmica. Básicamente, es un proceso similar al de una olla a presión que logra generar esas nanopartículas metálicas y aislarlas.

Después, es suficiente con echarlas a un depósito de agua contaminada para que empiecen a absorber los metales pesados. Una vez el agua está limpia, solo hace falta pasar un imán para extraer las nanopartículas con los contaminantes que han atrapado.

Además de eficaz, el método desarrollado por este equipo de la Universidad de Alicante tiene un coste muy bajo y es más competitivo que otras técnicas parecidas. Por si fuera poco, al dar un uso al residuo de las almazaras que producen el aceite de oliva, contribuye a configurar una economía más sostenible.

Promoción del aceite de oliva en Reino Unido

El olivar es el principal producto agrícola de Andalucía, tanto por superficie cultivada como por producción y empleos directos e indirectos que genera. El aceite de oliva supone uno de los exponentes de la Marca España y el Reino Unido es un mercado estratégico. Te explicamos qué perspectivas hay a medio plazo.

La comercialización del aceite de oliva en Reino Unido

Andalucía lleva decenios trabajando para diferenciar su producción con un sello de calidad. Por lo tanto, el aceite de oliva ya es reconocido como un alimento gourmet y está bien posicionado en el mercado británico. Entre enero y noviembre de 2017, se ha exportado aceite por un valor de 123 millones de euros, un 22,6 % más que durante el año anterior.

La incertidumbre que genera el Brexit, la cual es generalizada en todos los sectores de actividad, también se ha trasladado al sector del olivar. Ante esta situación, la Junta de Andalucía se ha propuesto realizar una campaña de promoción de productos agroalimentarios de la región, para tomar posición durante el periodo transitorio, que finalizaría en diciembre de 2020.

Más allá de los acuerdos políticos, el objetivo es ganar tamaño en un sector que está llamado a ser más competitivo y en el que, a medio plazo, será más difícil introducirse, por la cantidad de operadores. La introducción de aceite africano a precios mucho menores obligará a priorizar el valor añadido sobre otras consideraciones.

Conclusión

La previsión, a medio plazo, es que las cifras de comercialización del aceite de oliva se mantengan estables o incluso suban. En primer lugar, porque las cantidades de exportación están aumentando; y, en segundo lugar, porque se prioriza la calidad sobre la cantidad. Aunque estamos a expensas de los tratados bilaterales que decida firmar Reino Unido, las perspectivas de venta de este producto son buenas.