Aceite de oliva: desplome en la producción de Italia y otros países

El aceite de oliva ha sufrido una gran crisis en uno de sus principales países productores: Italia. Tras el desplome que ha sufrido la producción de oro líquido en Italia y otros países de la Unión Europea, España se consolida en la primera posición de producción de este bien tan preciado.

Producción de aceite de oliva por países

Hasta la fecha, Italia encabezaba la producción de aceite de oliva de la Unión Europea. Sin embargo, este año solo producirá unas 200.000 toneladas. Le siguen Grecia (que pretende llegar a 225 mil toneladas) y Portugal (con unas 100 mil). Estos tres países han visto reducidos sus estimaciones iniciales, mientras que en España la situación es completamente la opuesta.

Se espera que España lidere el mercado de aceite de oliva este año, produciendo más de un millón y medio de toneladas que se traducen en un 75 % de todo el aceite de oliva exportado en la Unión Europea. Este año, nos recuperamos también como el país que produce la mitad de aceite de oliva en todo el mundo.

¿Cuáles son los motivos del desplome en la producción?

Grecia, Portugal e Italia han visto que su producción sufría un importante desplome debido a las condiciones climatológicas del año pasado. Tormentas de granizo y heladas han afectado tremendamente a los olivos de estas regiones. No obstante, también hay otros elementos que perjudican la producción como son la mosca del olivo y la bacteria Xylella.

La combinación de todos estos factores ha resultado fatal para Italia y regiones tan tradicionales en la producción de aceite de oliva como Apulia.

En resumen, podríamos decir que estas inclemencias naturales han afectado enormemente la producción de uno de nuestros bienes más preciados en países mediterráneos. Sin embargo, España ha logrado mantener (e incluso aumentar) la producción, generando aceite de oliva para nuestro país y el resto de países del mundo.

¿Cuánto aceite de oliva se ha producido durante esta temporada?

Seguro que sabes que Andalucía es la Comunidad Autónoma española que más aceite de oliva produce, pero, por si no conocías los datos exactos, hoy te vamos a informar de las cifras en las que se traduce la importancia de estos cultivos. Toma nota de estas estadísticas.

Los números de la campaña 2017-2018

En primer lugar, según los datos comunicados desde las almazaras a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), la cifra total de la producción alcanza 952.433 toneladas. Se trata de un 76 % del global de nuestro país. Estos números plasman un incremento del 7,6 % respecto al primer aforo publicado en octubre por parte de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía.

Por otro lado, en cuanto a la producción por provincias, hemos de destacarte que Jaén abarca el 40,9 % de Andalucía, con 389.220 toneladas. Le siguen las 252.886 de Córdoba (26,6 %), las 107.248 producidas en Sevilla (11,3 %) y las 90.651 recogidas en Granada (9,5 %). Entre todas, concentran el 90 % del aceite producido en la región. Asimismo, recuerda que el resto de provincias también tiene su cuota productora (en toneladas): Málaga (75.500), Almería (18.158), Cádiz (10.511) y Huelva (8.259).

Otros datos a valorar

Además, remarcamos que el rendimiento medio de los cultivos ha llegado al 20,8 %. Por provincias, los más pronunciados han sido los de Granada (23,1 %) y Jaén (22 %). El 70 % de la producción, por otra parte, ha sido recolectado entre diciembre y enero. Si ampliamos este margen a noviembre y febrero, el porcentaje alcanza el 95 %.

Por último, las lluvias de los últimos meses presagian una producción mayor para la próxima campaña, superior a 1,2 millones de toneladas.

En definitiva, la producción de aceite de oliva sigue creciendo en Andalucía, lo que resulta fundamental para la economía de la región.

Descubre cuándo el aceite de oliva se puede volver tóxico

El aceite de oliva es uno de los alimentos más saludables que puedes consumir. Entre otras ventajas, te aporta la de ser un potente antioxidante, lo que contribuye a retrasar los procesos de envejecimiento naturales de nuestro organismo.

Sin embargo, también has de tener en cuenta que, si no lo cocinas o lo reciclas bien, se puede convertir en nocivo para tu salud.

¿Cuándo se vuelve el aceite peligroso para la salud?

En primer lugar, hemos de comentarte que son dos los procesos químicos con los que has de tener cuidado: la hidrólisis y la oxidación. Según Ángela Quintas, autora de Adelgaza para siempre y Las recetas de Adelgaza para siempre, es el punto de humeo, la temperatura que provoca que en la superficie del aceite surja el humo, la que implica que este alimento se haya calentado tanto que empiece a hacerse tóxico.

Esta circunstancia propicia las dos reacciones que te hemos citado.

La hidrólisis

El aceite reacciona con su humedad y se incrementan los ácidos grasos relacionados con la oxidación. El sabor y el olor se vuelven desagradables. El aceite recalentado genera acroleína, que es una sustancia irritante y cancerígena.

La oxidación

Por su parte, los efectos del oxígeno del aire sobre los radicales libres e hidroperóxidos generan unas consecuencias similares a las anteriores, las cuales aumentan las posibilidades de padecer enfermedades coronarias y cánceres.

Por último, se produce la polimerización, ocasionada por la unión de los radicales libres con los ácidos grasos o entre sí. Provoca la existencia de espuma.

Algunas conclusiones sobre el aceite usado

Primeramente, a la hora de cocinar, emplea aceite de oliva (y no lo mezcles), que resiste mejor la temperatura de fritura. El punto de humeo baja con la pureza. Y recicla el aceite usado: cámbialo frecuentemente y rellena una botella que dejarás en el contenedor correspondiente o el punto limpio.

¿Por qué ha bajado el precio del aceite de oliva?

El precio del aceite de oliva siempre ha sido uno de los indicadores más interesantes acerca del estado del mercado de este saludable alimento.

Por lo que respecta a las últimas actualizaciones de tarifas, hemos constatado una bajada a tener en cuenta. A continuación, te informamos acerca de esta circunstancia.

La bajada del precio del aceite

La caída ha superado una media del 25 % sobre los precios del inicio de la campaña, es decir, de octubre de 2017. Se trata de un descenso de las tarifas muy acentuado.

Por consiguiente, la reivindicación de los agricultores a las empresas es que la disminución de los precios en origen sea repercutida a los consumidores. Así que la previsión para la próxima temporada es que los grandes distribuidores reserven la condición de productos en oferta para los aceites.

Las causas de esta bajada de los precios

Finalmente, te informamos acerca de las causas que han desembocado en esta situación. A grandes rasgos, son las siguientes:

- Las recientes y abundantes lluvias aseguran la alta producción de la próxima campaña.

- La cosecha de la campaña actual ha superado las expectativas.

- El aumento de las exportaciones puede llegar a duplicar la media.

En definitiva, el precio del aceite de oliva ha bajado en origen, lo que tendrá consecuencias en sus ventas finales.

El hueso de aceituna como combustible para la almazara y el hogar

Si te interesa el mundo del aceite de oliva, sabrás que uno de los residuos más importantes que se generan en su producción es el hueso de aceituna. Pero quizá no sepas que ese hueso puede convertirse en un magnífico combustible limpio.

Una campaña normal de la aceituna olivarera puede dejar en España hasta 450.000 toneladas de huesos que, tradicionalmente, eran llevados a vertederos. Pero hoy en día es muy habitual que ese residuo se recicle y se utilice como fuente de energía.

Si alguna vez has visto una almazara, habrás visto los montones de hueso y pulpa que quedan después de prensar las aceitunas. Pues esa materia orgánica, una vez seca, se considera una biomasa de primer nivel. Los productores de biocombustibles trituran los huesos y los utilizan para alimentar calderas de biomasa. Pueden utilizarse directamente molidos o prensados en forma de pellets, pequeñas pastillas de serrín de hueso comprimido.

Lo bueno es que podrás utilizar esta biomasa para la estufa o la caldera de tu hogar. Y también las propias almazaras la emplean para alimentar sus calderas y generar el calor que requieren algunos procesos de su trabajo.

Hueso de aceituna que produce gas limpio

Como sabes, la biomasa es muy poco contaminante y, gracias a ella, se evita quemar combustibles más dañinos para el medio ambiente. Pero, además, hay procesos para hacerla todavía más eficiente y limpia. Por ejemplo, si se someten los huesos y la pulpa a un procedimiento de gasificación, se puede extraer de esa biomasa un gas que, una vez quemado en las calderas, es más eficiente en la generación de energía y todavía más limpio que la quema directa del hueso. 

Gracias a estos sistemas, el hueso de aceituna provee un combustible limpio y contribuye a que la industria del aceite de oliva sea más sostenible y ayude a proteger el medio ambiente.

Aceite de oliva para descontaminar el agua: técnica de las nanopartículas

El aceite de oliva es un producto lleno de virtudes. A todas sus bondades en el plano gastronómico y a sus enormes beneficios para la salud se une ahora un uso nuevo: el aceite de oliva como agente capaz de descontaminar el agua. Toma nota. 

Un equipo de investigadores de la Universidad de Alicante ha desarrollado un innovador método para limpiar agua contaminada utilizando nanopartículas de hierro metálico. Las nanopartículas son diminutas partículas que tienen la capacidad de absorber los metales pesados que se encuentren en el agua. ¿Qué te parece?

Estos pequeños agentes limpiadores logran atrapar y eliminar cromo, níquel, cobre o zinc. Son los metales pesados típicos que se encuentran en el agua contaminada por residuos industriales procedentes de la producción de pigmentos, fertilizantes agrícolas o industrias del metal.

Aprovechando el residuo del aceite de oliva

Lo original del método es la forma de producir las nanopartículas. El equipo de investigadores ha conseguido generar esos agentes descontaminantes a partir del alpechín, el residuo de la producción de aceite de oliva en las almazaras.

La técnica consiste en tomar el alpechín, compuesto por restos de aceitunas, y someterlo a carbonización hidrotérmica. Básicamente, es un proceso similar al de una olla a presión que logra generar esas nanopartículas metálicas y aislarlas.

Después, es suficiente con echarlas a un depósito de agua contaminada para que empiecen a absorber los metales pesados. Una vez el agua está limpia, solo hace falta pasar un imán para extraer las nanopartículas con los contaminantes que han atrapado.

Además de eficaz, el método desarrollado por este equipo de la Universidad de Alicante tiene un coste muy bajo y es más competitivo que otras técnicas parecidas. Por si fuera poco, al dar un uso al residuo de las almazaras que producen el aceite de oliva, contribuye a configurar una economía más sostenible.

Promoción del aceite de oliva en Reino Unido

El olivar es el principal producto agrícola de Andalucía, tanto por superficie cultivada como por producción y empleos directos e indirectos que genera. El aceite de oliva supone uno de los exponentes de la Marca España y el Reino Unido es un mercado estratégico. Te explicamos qué perspectivas hay a medio plazo.

La comercialización del aceite de oliva en Reino Unido

Andalucía lleva decenios trabajando para diferenciar su producción con un sello de calidad. Por lo tanto, el aceite de oliva ya es reconocido como un alimento gourmet y está bien posicionado en el mercado británico. Entre enero y noviembre de 2017, se ha exportado aceite por un valor de 123 millones de euros, un 22,6 % más que durante el año anterior.

La incertidumbre que genera el Brexit, la cual es generalizada en todos los sectores de actividad, también se ha trasladado al sector del olivar. Ante esta situación, la Junta de Andalucía se ha propuesto realizar una campaña de promoción de productos agroalimentarios de la región, para tomar posición durante el periodo transitorio, que finalizaría en diciembre de 2020.

Más allá de los acuerdos políticos, el objetivo es ganar tamaño en un sector que está llamado a ser más competitivo y en el que, a medio plazo, será más difícil introducirse, por la cantidad de operadores. La introducción de aceite africano a precios mucho menores obligará a priorizar el valor añadido sobre otras consideraciones.

Conclusión

La previsión, a medio plazo, es que las cifras de comercialización del aceite de oliva se mantengan estables o incluso suban. En primer lugar, porque las cantidades de exportación están aumentando; y, en segundo lugar, porque se prioriza la calidad sobre la cantidad. Aunque estamos a expensas de los tratados bilaterales que decida firmar Reino Unido, las perspectivas de venta de este producto son buenas.

El aceite de oliva para controlar la diabetes

El aceite y la diabetes

El oro líquido ayuda a prevenir la aparición de esta enfermedad gracias a varios beneficios que produce sobre tu cuerpo cuando lo consumes de una forma frecuente.

Entre estos beneficios, destacamos la disminución de los niveles de azúcar en la sangre y mejoría en la utilización de la glucosa por parte de las células del organismo, con lo que se evita que el páncreas se agote. Además, tiene efectos en la resistencia de todas las células a la insulina.

También produce la disminución de la inflamación, que es una de las causas más importantes de la enfermedad (esta inflamación va destruyendo las células productoras de la insulina en el páncreas).

Otro de los beneficios más importantes es que ayuda a bajar el peso, ya que es una grasa que aumenta el metabolismo y, además, genera la sensación de sentirte lleno (un menor peso significa menos riesgo de padecer la enfermedad).

¿Y todo esto como lo consigue? Fundamentalmente, debido a que ayuda a nuestro cuerpo a segregar más cantidad de insulina (que es la hormona que produce el páncreas y la encargada de controlar los niveles de azúcar en sangre); y, además, a desintoxicar la molécula llamada amilina (hormona también generada por el páncreas y que contribuye al control glucémico, junto con la insulina), que, en pacientes que tienen esta enfermedad, se sobreproduce, lo que contribuye a crear compuestos perjudiciales para nuestra salud.